Vitíligo

El vitíligo es una enfermedad cutánea relativamente poco frecuente. No por ello deja de ser un verdadero estigma para los afectados, dado que se sienten muy acomplejados, sobre todo en sus formas más profusas. Especialmente en aquellas personas de piel de pigmentación oscura, las manchas blancas tienen el aspecto de una erupción patológica. Salvo la ausencia de protección solar en las zonas afectadas, esta afección no supone ningún riesgo para la piel y no es en absoluto contagiosa.
Sus síntomas son manchas claras de diferente tamaño en la piel.

Curso de la enfermedad

En el vitíligo se forman en la piel manchas claras, casi blancas. Éstas pueden aparecer de forma aislada y tener el tamaño de un botón pequeño o bien extenderse por amplias superficies y confluir entre sí. La causa de estas áreas blancas es una pérdida repentina de la pigmentación. El pigmento melanina que proporciona el tono característico de la piel es sintetizado por células especializadas, los melanocitos. Por razones que todavía no han sido estudiadas en profundidad, estos melanocitos desaparecen en algunos puntos en el vitíligo, dando lugar a esta falta de pigmentación.

Causas de la formación de vitíligo

Se cree que el vitíligo está relacionado con trastornos del sistema inmunológico. Algunos científicos sostienen que se trata de una enfermedad autoinmune, en la que las defensas del organismo atacan tejido propio, y en este caso sería a las células cutáneas productoras de melanina. Así, por ejemplo, algunas personas con una tendencia especial hacia el vitíligo también presentan trastornos de la función de la glándula tiroides. También los factores psicológicos como el estrés o las preocupaciones parecen favorecer el vitíligo.

Opciones terapéuticas

Por desgracia, no existe ninguna terapia que solucione las posibles causas. Es posible tratar de restablecer en parte el pigmento de la piel mediante fototerapias o fotoquimioterapias especiales, que tambien se utilizan en el tratamiento de la psoriasis. No obstante, se trata de procedimientos que llevan mucho tiempo y que no se hallan exentos de efectos secundarios. Asimismo, deben ser realizados por dermatólogos experimentados. Por esta razón, sólo debería aplicarse en casos extremos, cuando el enfermo sufre intensamente debido a esta afección.

Tratamiento cosmético

Cabe la posibilidad de tratar cosméticamente las zonas afectadas, aplicando maquillaje que corresponda al tono de piel de cada uno. A tal efecto existen productos especiales que permanecen durante largo rato y son resistentes al agua. Lo importante es proteger las manchas blancas de los rayos del sol, dado que las zonas sin pigmentación no cuentan con la protección solar natural, y, por tanto, el riesgo de que se produzca una quemadura solar es muy alto.

¿Vitíligo o pitiriasis?

El vitíligo no debe confundirse con la denominada pitiriasis versicolor. Esta enfermedad es una micosis de la piel, en la que también se producen manchas blancas. No obstante, éstas sólo son visibles cuando el resto de la piel se ha bronceado. Se sospecha que los productos que excretan los hongos inhiben a las células que sintetizan la melanina. Dado que los hongos sólo se asientan en la capa superior de la piel, pueden combatirse eficazmente con remedios tópicos. Sin embargo, las manchas pueden persistir durante un tiempo.

Si aparecen manchas marrones y blancas en la infancia, debe acudir se al pediatra o al dermatólogo para que las examine, ya que podrían ser indicio de una enfermedad grave.

laser vitiligo