Lípidos y productos hidratantes como la terapia óptima

Afortunadamente, los eccemas cutáneos secos pueden tratarse normalmente sin mayor problema, incluso mejor que los problemas de una piel grasa o sensible. Los eccemas suelen responder bien a cremas o pomadas grasas, así como a baños de aceite medicinales especiales, y en muchos casos desaparecen al cabo de pocos días.

Para ello, no obstante, debe seguirse el tratamiento de forma consecuente. Sólo deben tomarse baños con estos aceites especiales, y después de lavarse o ducharse debe aplicarse crema en la piel y, en especial, en las zonas de los eccemas. Por otro lado, debe evitarse todo lo que pueda causar irritación o secar la piel.

Medidas para evitar irritaciones de la piel seca de modo eficaz

• No lavarse más de lo estrictamente necesario
• Utilizar el jabón con moderación
• Procurar que la atmósfera siempre sea húmeda (especialmente en invierno con la calefacción y en estancias con gran presencia de madera como parquet o techos artesonados, etc.)
• Llevar prendas de algodón en lugar de lana, sobre todo las que se encuentran en contacto directo con la piel.
crema para resequedad extrema piel

Artículos relacionados