Cuidados de la piel seca

Por la mañana, después de lavarse la cara con agua templada, aplíquese un tónico sin alcohol, es decir, no irritante, con un tapón de algodón. Esto es importante, ya que, de lo contrario, permanecerían restos de cal del agua en la piel que podrían resecarla aún más. Al mismo tiempo, se prepara así la piel para que absorba mejor una buena crema hidratante.

Ésta deberá estar enriquecida con aceites naturales que puedan absorberse y asimilarse bien. Los ácidos oleicos poliinsaturados resultan especialmente adecuados para este fin como, por ejemplo, el ácido linoleico.

Por la noche, límpiese el cutis con una leche limpiadora suave que a ser posible contenga también principios nutrientes. Así, existen productos con almendra o aguacate que no sólo limpian, sino que también nutren y tienen un efecto reestructurador. Finalmente, lávese la cara, aplíquese un tónico suave y después una crema de noche enriquecida.

Las cremas de noche para pieles secas deben contener principios hidratantes y lípidos de gran calidad. Entre ellos se cuentan el áloe vera o el aceite de
jojoba.

como quitar la resequedad de la piel

Las cremas que contienen áloe vera son un excelente hidratante para la piel seca.

Artículos relacionados