Dá a tu piel un shock de hidratación

mascarillas exfoliantes para piel seca
Antes que nada, hay que empezar por evitar la deshidratación. ¿Cómo se logra? Manteniendo el manto hidrolipídico que recubre la piel en condiciones normales. Este manto es muy vulnerable al exceso de jabón o a las condiciones extemas como el frío o el aire seco. Por eso la importancia de rehidratar la piel a diario. Al hacerlo, tenga en cuenta que:
• Las lociones y los aceites corporales se pueden alternar para que la piel adquiera la cantidad de agua y aceite que necesita.
• En la medida de lo posible, realice una vez al mes una exfoliación para ayudar a la descamación de las células muertas, lo que se traduce en una piel hidratada, suave y fina.
• La elasticidad y la tersura de la piel dependen del colágeno y de la elastina, por lo tanto, es esencial aplicarse cremas que reafirmen la piel. Las fórmulas con retinol (vitamina A) encapsulado en ciclodextrina brindan una máxima humectación, mejoran la elasticidad y reducen la piel de naranja.