¿Puede la comida grasa o cualquier comida provocar o empeorar el acné?

Al igual que con el chocolate, los estudios llevados a cabo no han podido demostrar ninguna asociación entre los brotes de acné y las comidas grasas. Parece que todos los alimentos implicados en el origen del acné son sabrosos. Entre ellos se incluye el chocolate, los caramelos, las nueces, las bebidas azucaradas, los fritos y el zumo de naranja. Creo que a lo largo de los años todo se ha sugerido como causa del acné: desde el agua a casi cualquier comida imaginable.

La realidad es que no existen pruebas científicas que demuestren que una ingesta elevada de carbohidratos y/o de grasas produce algún efecto en la producción del sebo o en la aparición del acné. Parte del problema es que existen tantos factores que pueden empeorar el acné, que es muy difícil aislar uno solo y probar que afecta, o no, a esta condición.

Durante muchos años se ha vinculado a los lácteos con el acné y han existido informes sobre pacientes en los que, habiendo limitado o suprimido por completo el consumo de estos productos, se había experimentado una mejora del acné. Los resultados procedentes de dos estudios llevados a cabo en la Facultad de Medicina de Harvard parecen corroborar esos informes. Se les entregó a 6.500 adolescentes de ambos sexos de entre 8 y 14 años cuestionarios acerca del acné y su consumo de leche/productos lácteos. Formaban parte de un estudio continuado de mayor envergadura y objetivos más amplios.

Ambos estudios mostraron una notable asociación positiva entre el consumo de leche y el acné, de acuerdo con los autores del estudio. Los resultados parecían no guardar relación con el contenido graso de la leche, ya que tanto la leche “entera”, “semidesnatada” y “desnatada” presentaban asociaciones estadísticamente relevantes con el acné. Existía además una mayor vinculación del acné y los productos lácteos instantáneos para el desayuno, sorbetes, requesón y quesos cremosos, pero no así con otros productos lácteos o con otros alimentos como las patatas fritas, el chocolate, los dulces o la pizza. El estudio mostraba que las chicas estaban más afectadas que los chicos.

Puede ser que las hormonas producidas de forma natural en la leche de las vacas, especialmente en las vacas preñadas, que supone entre el 75 y el 90% de la leche y productos lácteos comercializados, desempeñe un papel importante. La leche proporciona una importante fuente de calcio y proteínas para muchos individuos en este grupo de edad y deben tomarse las medidas necesarias para garantizar que se proporciona el contenido adecuado de calcio en la dieta, si el objetivo es intentar una dieta sin productos lácteos.
Puede ser que ciertas situaciones o factores de estrés hagan que estas comidas resulten más tentadoras o difíciles de evitar y que en un momento dado resulten ser culpable final de los brotes de acné.

Entre tanto, si observa que ciertas comidas hacen empeorar el acné en su caso concreto, debería intentar evitarlas, dentro de lo razonable. Por supuesto que no sería bueno que estuviera mal nutrido, pero jamás he sabido de nadie que haya sufrido de malnutrición al abandonar una dieta rica en grasas, la comida basura repleta de hidratos de carbono o la mayoría de los alimentos a los que normalmente la gente culpa de los brotes de acné.
Un elemento que puede empeorar el acné, si se ingiere en grandes cantidades, es el yodo. Los alimentos con gran nivel de yodo, como las algas marinas y otros mariscos, si se ingieren en grandes cantidades pueden afectar al acné.laser acne

Artículos relacionados