El acné, el mal de la adolescencia

cremas para el acné

El acné afecta prácticamente sólo a adolescentes y jóvenes. Especialmente durante la pubertad, una época en que todo cambia -el cuerpo, el carácter, la voz-, la piel también se transforma.

De pronto, comienzan a aparecer los granos. Una posible terapia para combatir esta engorrosa pero inocua alteración podría ser simplemente esperar; sin embargo, muchos jóvenes no pueden aguardar a que el problema desaparezca, ya que su estado de ánimo también sufre a causa de este trastorno.

Así, pues, debemos prestarles ayuda, para lo que existe una amplia gama de productos y opciones.

Las hormonas provocan granos

El acné es una enfermedad de las glándulas sebáceas. Bajo determinadas circunstancias, se forman en éstas primero comedones que, al inflamarse, dan lugar a granos y pústulas.

El grado en que la piel se ve afectada por el acné depende principalmente de su naturaleza, condicionada por sus características genéticas.

En una piel grasa con una alta producción sebácea, se forma acné con mayor facilidad que en una piel seca. Si los dos padres han tenido una piel grasa y acné durante la juventud, es muy probable que sus hijos sufran las consecuencias de esta desafortunada combinación.

Pero, ¿por qué aparecen los granos precisamente durante la pubertad? En esta fase, el cuerpo experimenta grandes cambios hormonales, que afectan sobre todo a la hormona sexual masculina.

Estos andrógenos, entre los que se encuentra la testosterona, estimulan la producción de las glándulas sebáceas, lo que acaba provocando los característicos granos.

Desafortunadamente, el acné afecta precisamente a aquellas partes del cuerpo que menos podemos ocultar: el rostro, el cuello, la espalda y el pecho. En estas zonas se concentra un gran número de glándulas sebáceas, y cuanto mayor sea su actividad, tanto mayor es el grado de erupción de los granos.

Los andrógenos, el grupo de hormonas sexuales masculinas, estimulan la producción sebácea. Ello explica por qué los chicos se ven afectados por el acné en mayor medida que las chicas. No obstante, tampoco ellas se libran de esta alteración cutánea, ya que su organismo también sintetiza hormonas masculinas.